Tras la eventual visita del Papa Francisco a Colombia, muchas son las emociones que en los ciudadanos de este país se despiertan, en tanto que son numerosas las personas que aseguraran un espacio en los corredores por donde el Santo Papa pasara. Algunos desde ya empiezan a programar la visita a las ciudades elegidas por el sumo pontífice en su visita, dejando de lado las actividades que a diario realizan para recibir de más cerca la bendición de él.

Sin embargo esta situación ha desencadenado hechos que avergüenzan el país, en manos de avivatos que lo buscan dinero fácil por medio de la estafa los miles de feligreses que inocentemente caen en las redes de estos maleantes, que desde ya hace unos días vienen haciendo negocio ilícito de supuestas boletas para la reserva de un espacio en los corredores públicos por los que el Papa Francisco pasara en su visita a las cuatro ciudades elegidas, Bogotá, Medellín, Villavicencio y Cartagena.

En este sentido las autoridades han detectado la situación, por lo que la Conferencia Episcopal de Colombia y el Comité Organizador de la visita Apostólica del Papa Francisco, tomaron cartas en el asunto, señalando a la ciudadanía en general que las boletas apara asistir a los eventos que celebrara el Papa no tienen costo alguno.

Que la organización tiene previstas boletas para el ingreso en cada una de las ciudades anteriormente mencionadas, pero que aún no existe un mecanismo de distribución de las mismas. Las boletas serán importantes para llevar un control sobre la cantidad de personas visitantes vs la capacidad del lugar en donde se efectuaran los acontecimientos religiosos, lo anterior a fin de evitar a toda costa que hayan percances y/o accidentes de cualquier índole que entorpezcan el adecuado funcionamiento de la agenda ya programada por el sumo pontífice.

“Estaremos informando de la manera como se van a entregar esas boletas, pero será una manera de llevar un control, no de exclusión y mucho menos para cobrarlas” dijo el prelado.

 

 

Dejar respuesta