Viaje a la cuesta donde se crio Nairo Quintana

Colombia cuna de héroes y grandes personalidades, que hoy por hoy muestran la imagen del colombiano frente al mundo como representantes de este país que los vio crecer y les enseño las muchas hazañas que marcaron sus vidas para pasar a la historia nacional e internacional, eventos deportivos, artísticos, políticos en fin muchos factores que mueven las cualidades y virtudes de los colombianos y que dan muestra de la riqueza intelectual y artística de la gente colombiana.

Ejemplo de ello Nairo Alexander Quintana Rojas, de origen boyacense, un personaje más que pasa a la historia, por sus habilidades deportista, considerado como leyenda del ciclismo colombiano, reconocido mundialmente por los premios que hasta el momento ha logrado alcanzar en su carrera,  inicialmente como campeón del Tour del Porvenir en Francia 2010, y como campeón en las siguientes competencias Vuelta a Murcia (2012), Ruta del Sur (2012) y (2016), Vuelta al País Vasco (2013), Vuelta a Burgos (2013) y (2014), Giro de Italia (2014), Tour de San Luis (2014), Tirreno-Adriático (2015), Vuelta a Cataluña (2016) y Tour de Romandía (2016). Además, ha sido dos veces subcampeón del Tour de Francia (2013 y 2015), además para este año los datos más actuales muestran que fue subcamepon del giro de Italia una de las competiciones de este tipo más importantes de este deporte en el mundo.

Los triunfos de Nairo entre muchas otras cosas positivas ha significado un enlace directo del turismo con las tierras que le relacionan, decenas de turistas y aficionados visitan a diario en las montañas la casa de los padres del ciclista colombiano, segundo en el Giro de Italia, el campeón del ciclismo en Colombia, si bien su tierra ha sido reconocida por él y por lo logrado en el trascurso de su vida.

La ruta para llegar a la casa en la que creció Nairo Quintana (Tunja, 1990) aparece descrita con detalle en blogs de ciclistas aficionados. Hablan del tramo en donde la pendiente cambia súbitamente y recuerdan al deportista, que recorría casi todos los días esa misma cuesta.