Saltar al contenido
Tierra Colombiana

Como hacer natilla colombiana

Infaltable la natilla en medio de la celebración de la navidad. A continuación, la mejor natilla al estilo de la cultura gastronómica del pueblo colombiano, no te pierdas el paso a paso de su modo de preparacion y los ingredientes secretos de la sazón de la abuela.

La mejor natilla colombiana

Como hacer natilla colombiana

La natilla hace parte de los postres decembrinos que en la mesa de los colombianos se exponen el día de noche buena, como el plato insignia de la navidad que usualmente se acompaña con otras delicias más, caso el de los buñuelos, el dulce de breva, los tamales, las empanadas, la lechona, el sancocho de gallina, las hojaldras, el pavo asado y muchas delicias más.

La natilla colombiana el mejor manjar que podrás disfrutar y ofrecer a los que mas amas en la celebración del nacimiento de Jesús, disfruta de éste, un plato tradicional de todos los rincones del territorio colombiano quienes por generaciones le han preparado, degustando así desde el más pequeño al más adulto del sabor que esta preparación culinaria de origen español desprende.

 Las infinitas propiedades de la natilla y su agradable sabor le convierten en un plato navideño por excelencia, pues además de ser el mejor postre, contiene nutrientes esenciales como el hierro y el calcio que le hace un bocado propicio para degustar sin problema alguno.

A continuación, el paso a paso del modo de preparación de la natilla popular colombiana.

Ingredientes:

  • 2 litros de leche
  • 2 tazas de fécula de maíz
  • 1 libra de panela raspada
  • 4 astillas de canela
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 coco fresco rallado
  • 1 cucharada de canela en polvo

Preparación:

A fuego no tan alto pon a hervir 1 ½ de la leche con un poco de canela y panela al gusto, tomando la precaucione necesaria para que esta no se riegue al momento de alcanzar el nivel de ebullición.

Cuando hierva añade la fécula de maíz que tendrías que haber tenido disuelta previamente en el ½ litro de leche que te había sobrado.

 Añade también la mantequilla y remueve lentamente cocinando a fuego lento por el transcurso de 10 minutos aproximados.

En tanto logres que la cocción de punto, reconociendo que estará listo cuando una cuchara se pare fácilmente sobre la natilla, se deja enfriar, sin olvidar colocar el coco antes de sacarla del fuego.

El paso siguiente será el de colocar la natilla en los moldes a usar para ser posible el emplatado, siendo necesario que antes de servir se coloque sobre el plato de manera espolvoreada una porción pequeña de polvo de canela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *