De seguro en muchos lados habrás escuchado por sobre la llorona, esta leyenda no solo es popular en Colombia sino también en muchos lugares del mundo, pues se asegura que allí también se aparecen.

Así como en el mundo, en las distintas regiones, departamentos y pueblos de Colombia se le conoce a la llorona por distintos nombres, por ejemplo La María Pardo en Antioquia y la Tarumama en Nariño, incluso la descripción física de esta varía de un lugar a otro.

Leyenda de la llorona

La llorona es el espíritu de una mujer de quién se dice perdió a sus hijos, deambula por las lagunas, ríos, valles y montañas buscando a sus hijos, por lo general se caracteriza por su aberrante alarido o llanto el cual muchos afirman que dice “Ay, mis hijos” ó “Donde están mis hijos”.

No obstante las historias varían, pues en unos lugares se dice que el motivo de su penitencia se debe a que se descuido y su hijo se le ahogo en el río, incluso que hasta ella misma ahogo a su bebé. También que su alma está en pena debido a que enloqueció debido a su situación económica y termino acabando con la vida de ella y sus hijos.

Se dice que La Llorona va vestida con una bata negra que le llega hasta los talones, así mismo las mangas de  la bata le llegan hasta las muñecas, tiene el cabello largo y rizado de color plateado, café e incluso hasta dorado y que en él lleva grillos, luciérnagas, mariposas y demás insectos. Los que la han visto dicen que tiene el rostro de una calavera  y que sus ojos giran como esferas incandescentes y en sus brazos lleva a un bebé muerto.

En otras regiones como en Nariño se le atribuye un aspecto físico totalmente diferente, allí La llorona o La Tarumama es una vieja monstruosa que en vez de tener pies tiene cascos de mula, además también tiene un par de senos muy grandes el cual se los echa a la espalda, dicen que es un alma en pena y que fue castigada por abandonar a su hijo  para no ser reprochada, pues lo concibió aún si estar casada.

Así mismo también algunos aseguran haberla visto vistiendo ropa vieja y oscura, encima de su cabeza lleva un cuervo simbolizando la muerte y en su nariz un cordón umbilical colgando y que  lleva en sus brazos un feto muerto.

Por último, en muchos pueblos de Antioquia se le atribuye a la llorona como una mujer muy hermosa, que persigue a los hombres que deambulan en las noches oscuras. A pesar de que estás leyendas son características de los pueblos, en las ciudades también se le ha visto y escuchado recorriendo las calles con su tenebroso alarido.

Este espíritu suele aparecer en noches de luna llena, cerca de ríos, riachuelos, y quebradas, así mismo en caminos poco recurridos  y muy oscuros. Por lo general se le aparece a las mujeres que han cometidos actos pecaminosos y a los hombres borrachos, aunque también a todo aquel que deambule a altas horas de la noches en lugares oscuros.

VÍDEO RECOMENDADO

VÍDEO RECOMENDADO