Oración de navidad

 

Navidad es una época perfecta para acercarnos a Dios, un momento de alegría en el que el resplandor de la luz divina se hace ver en el cielo como muestra de fe y esperanza, de amor infinito del Todo poderoso con nosotros los humanos, en donde la noche de su nacimiento abre sus manos de par en par, para recibir todas aquellas alabanzas que como su creación le debemos a Él como dueño y señor del mundo, el tiempo perfecto para dar gracias por lo recibido y porque no hacer mediante una oración la plegaria al cielo por la necesidad que invade nuestro cuerpo y corazón.

La navidad  el motivo que debe movernos a hablar con Dios, a pedirle al Creador mediante la intercesión de su hijo amado hecho niño, aquello de interés a tu felicidad y plenitud. De ahí que se hace importante que a manera de oración recites a Él las mejores frases y palabras para de este modo lograrle verle y sentirle, como el padre amoroso que es, como ese ser sabio, sincero y solidario, quien todo lo da para la felicidad de sus hijos.

A continuación una oración que te permitirá hablar con Dios  en familia ante el pesebre el día de noche buena.

Oración para el día de noche buena

Oh Dios padre de la humanidad Dios del cielo y de la tierra

En esta noche santa, día en el que celebramos y conmemoramos un año más del nacimiento de tu amado hijo Jesús, te queremos dar gracias por el amor infinito hacía con nosotros, por la vida que nos has dado, por nuestras familias, amigos y vecinos que hacen de nuestros días los mejores, gracias al apoyo y compañía que mutuamente nos damos.

Gracias por nuestros padres, hijos, hermanos, abuelos, primos, tíos. Gracias por las personas que trabajan con nosotros y por aquellos que con su amistad sincera siempre están  a nuestro lado en los momentos de felicidad y tristeza. Gracias por tus bendiciones y porque por medio de ellas logramos nuestros cometidos en cada uno de los días de nuestra existencia. Gracias por nuestros triunfos y fracasos, gracias por la vida.

Bendícenos en este día tan especial en el que esperamos el nacimiento de tu Hijo al lado del pesebre. Ayúdanos a preparar nuestros corazones para recibir al Niño Jesús con amor, ternura bondad, fe y esperanza. Estamos aquí reunidos en compañía de los que más amamos para adorarlo y darle su bienvenida al mundo que nos regalaste y que al momento de su nacimiento formo parte de nuestro vivir.

Te pedimos niño Divino que te acuerdes en este momento en el que compartimos en familia, a aquellos que se encuentran ausentes, para que siempre les tiendas tu mano sin desamparo alguno. Llena Niño divino nuestros corazones de bondad para con nuestro prójimo, para así lograr la paz tan anhelada para el mundo. Amen

¿Te ha servido este articulo? Calificanos 🙂