Los derechos de la mujer  hacen referencia a los derechos que como ser humano le corresponde en igualada de condición de genero con el sexo masculino, aquellos derechos fundamentales que le dignifican la vida, sin discriminación alguna, derechos que reconocen tanto en la mujer adulta como en las niñas un equilibrio entre la sociedad donde la vida, la salud, el respeto, la igualdad, la libertad, la educación, el bienestar y la paz, son de todos y para todos.

En este sentido, todas las mujeres según el texto del derecho internacional de los derechos humanos son iguales ante el mundo con respecto al sexo opuesto, en ellas se reconoce todos los derechos que como seres humanos nos competen, libres y dignas para el provecho de una vida plena, en condiciones de igualdad en términos equitativos, que como hombres y mujeres en cada una de las legislaciones correspondientes les corresponden como ciudadanas, sin discriminación alguna en términos económicos, políticos y sociales que puedan obstaculizar el logro de la paz y la seguridad en sus vidas y territorios.

La igualdad de género

Publicidad

La historia  de la mujer y sus derechos  ha sido de los temas más polémicos en camino del hombre por la construcción del progreso de la sociedad, si bien en tiempos remotos la figura de la mujer no representaba más que un ser reproductivo y de esclavitud para el hombre, en tanto que la misma civilización y la inteligencia humana despierta para dar paso a la igualdad de género, y con ello la posibilidad de que todos seamos iguales ante el mundo.

La igualdad de género aparece entonces como un principio constitucional que estipula que hombres y mujeres son iguales ante la ley, sin duda este precepto viene siendo un gran avance en lo que respecta al desarrollo humano, si bien, las relaciones entre hombres y mujeres desempeñan un papel fundamental a la hora de lograr evolución de conciencia y transformación de valores, normas y practicas dentro de la sociedad.

Las Naciones Unidas definen la igualdad de género como “la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades de las mujeres y los hombres, y las niñas y los niños”. De ahí que se hace importante anotar que desde el momento mismo del nacimiento la persona sin importar el sexo al que corresponda se le otorgara los mismos derechos, oportunidades y/o responsabilidades para su sobrevivencia, progreso y crecimiento personal.

La igualdad de género es un principio universal consagrada jurídicamente a nivel internacional bajo  la Declaración Universal de los Derechos Humanos, proclamado por  la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A (III), como un ideal común para todos los pueblos y naciones, donde se establece que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

Adicionalmente la ley le cobija el derecho a la igualdad y a la no discriminación en el preámbulo de la Carta de las Naciones Unidas (1945) afirmando “la fe en los derechos fundamentales, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas”.

¿Cuáles son los derechos de la mujer?

Como se ha mencionado anteriormente la igualdad de género, cobija a la mujer en igualdad de condiciones al hombre en derechos, deberes y responsabilidades como ser humano, por ende la mujer goza de la protección de todos los derechos humanos y libertades fundamentales reconocidos por los instrumentos regionales e internacionales de derechos humanos. Así de esta forma en el ámbito nacional e internacional la mujer de manera global tiene:

  • Derecho a la integridad
  • Derecho al control de su propio cuerpo
  • Derechos políticos como al sufragio (voto para elegir y ser elegida)
  • Derecho a ocupar cargos públicos
  • Derecho al trabajo
  • Derecho a una remuneración justa e igualitaria
  • Derecho a la propiedad privada
  • Derecho a la educación
  • Derecho a servir en el ejército
  • Derecho a firmar contratos legales
  • Derechos matrimoniales y parentales
  • Todos aquellos derechos concernientes al ser humano. ​

Lo que quiere decir que la mujer tendrá derecho a vivir en armonía con los demás y con sigo misma en igualdad de condiciones con todos cada uno de los miembros de la sociedad, dentro de un sistema social equitativo e igualitario en relaciones del poder, libre de actos de violencia que atenten contra su vida y honra, sin discriminación alguna para su desarrollo personal y profesional, donde sea valorada y respetada de manera integral en pro de que sus aportes puedan contribuir al desarrollo y bienestar de la sociedad en conjunto.

Artículos relacionados

Derechos humanos en Colombia 

Derechos fundamentales de la Constitución Política de Colombia