Saltar al contenido
Tierra Colombiana

Clima de la Región Insular

La diversidad de ecosistemas que se han logrado desarrollar en el Región Insular que comprende el conjunto de islas, islotes y cayos de Colombia, han sido en gran medida el resultado de algunos aspectos como el clima, donde se resalta el cálido y el tropical sobre la mayor parte del territorio que conforma esta zona del país, con un alcance de 20°C hasta alturas máximas de 30 a 40 respectivamente según la temporada.

Región insular de Colombia – Clima

Clima de la Región Insular

La Región Insular de Colombia comprendida por las islas del Archipiélago de San Andrés y Providencia en el mar Caribe y las islas Malpelo y Gorgona en el océano Pacífico, presentan una gran variedad de riquezas paisajísticas entre la que se destaca un sinnúmero de especies de fauna y flora que hacen de este lugar uno de los paraísos marítimos tropicales de mayor importancia con respecto a este país y América del Sur.

Entre las características generales de la región, encontramos que sus tierras y aguas se acompañan de un clima trópico húmedo y tropical seco en gran parte por no decir en toda la región, logrando alcanzar temperaturas que van desde los 20°C hasta los 30 y 40 respectivamente según la época del año.

Los periodos de lluvia en la zona se encuentran muy bien definidos del mismo modo que se conoce a tiempo el clima predominantemente seco. Debido al aislamiento de las islas el clima es determinado básicamente por las corrientes del océano, alternado con los vientos que acompañan el ambiente y que por consiguiente empujan las corrientes como tal.

Los vientos son quizá uno de los factores ambientales que favorece a los seres que habitan las islas, para aliviar la sensación de calor que por las altas temperaturas causa fatiga y sofocamiento. De manera muy concurrente estos mismos vientos han podido tornarse en huracanes tropicales, por lo que se ha desarrollado en la comunidad una concienciación de riesgo que los mismo representan y algunas medidas para contrarrestarle en salvaguarda de cada uno de los territorios habitados en la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *