Saltar al contenido
Tierra Colombiana

La leyenda de la bruja

En Colombia es común escuchar de la leyenda de la bruja o las brujas, especialmente en la región Andina donde popularmente en boca de los mayores suele escucharse la historia de una mujer desnuda, hermosa y seductora, que suele viajar en escoba para lanzar sobre el mundo sus hechizos, con los cuales logra sus cometidos según el interés de quien le visita y quien a cambio de algo presta sus servicios de hechicería específicamente.

Ciencia de la cual la bruja es una experta en su conocimiento y practica específicamente y sobre la cual desarrolla sus técnicas de brujería para transformarse ella misma en su imagen y la imagen de una situación en particular.

Cuentan que la bruja logra convertirse de una bella mujer a una anciana de aspecto horroroso que atemoriza con su imagen a pequeños y grandes, característica por sus uñas largas y sucias dientes partidos y boca grande, cabello despeinado y enredado, ojos grandes e incandescentes, piel oscura de color pergamino y arrugada, con ropajes típicos al de una indigente con capa negra y sombrero ancho y cónico.

Un personaje popular que por años se ha venido transformando en leyenda llegando hasta los lugares más recónditos de Colombia, transformado en un cuento fantástico donde se le conoce como un ser malvado y blasfemo, quien con seres de su misma especie se unen grupos en los bosques y lugares oscuros para hacer de su técnica, pechorías y maleficios, convirtiendo sus reuniones en ambientes terroríficos para quienes logran obsérvale a su paso.

Para desarrollar sus maldades, viaja en su escoba convertida en pájaro negro dando terribles aletazos. A las personas del común suele asustarles divirtiéndose con su espanto al dejarse percibir con su espíritu invisible.

Por lo general se escucha de la bruja en situaciones donde borrachos se extravían, dejándolos botados en basureros, potreros o a orillas del rio y en casas que por arte de magia aparecen desordenadas y patas arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *