Saltar al contenido
Tierra Colombiana

Leyenda del hombre caimán

La leyenda del hombre caimán refiere a un cuento popular de la región de la Costa Caribe de Colombia, quienes por años han venido contando la historia de un hombre del común de un gusto exuberante por la mujer de sus tierras y de una obsesión insuperable de observarles desnudas mientras se bañaban en el rio.

El Hombre Caiman – Resumen

La leyenda refiere a  la obsesión del protagonista de la historia por la belleza de las  mujeres, hecho que le lleva un día a acudir a la ayuda de una hechicera para convertirse en un animal, que le dejara con tranquilidad acercarse al rio sin ser descubierto y así poder observarles desnudas con toda tranquilidad, llevándolo a aplicarse una pócima mágica que le haría tomar el aspecto de un caimán, del cual saldría a tomar su imagen normal de ser humano con la aplicación de la pócima sobre su cuerpo con la ayuda de otra persona ya que por si mismo no lo lograría hacer.

Con la ayuda de un amigo se planea la conversión mágica en la que logra transformarse en caimán, siendo el final muy inesperado para el hombre, quien no logra salir de la forma de animal por el temor de su amigo quien al observarle queda atemorizado, logrando aplicarle la pócima solo sobre una parte de su cuerpo, volviendo a su estado normal de ser humano a medias, específicamente solo la parte de la cabeza, hecho que lo deja en un final, trasformado para toda la eternidad en hombre caimán, de quien se cree según  los antepasados de la región  suele aparecer en el rio  a fisgonear  sobre sus orillas buscando encontrar chiquillas bonitas bañándose con sus guas.

Sin embargo la historia logra extenderse por lo que desde entonces ninguna mujer vivió arrimar al rio, quedándose el hombre caimán atrapado den un hechizo sin salivatoria, en forma de animal y hombre, de aspecto terrorífico, por lo que por siempre tendrá que esconderse al ser un ser despreciable ante el mundo por su imagen.

Hasta hoy es considerado en la Costa caribe como el terror de las mujeres y envuelto en un tristeza sinigual; cuenta la historia que solo fue visitado desde entonces por una única persona en el monte, su madre quien acudía al rio para acompañarle y consolarlo llevándole de comer su comida favorita queso, yuca y pan mojado en ron.

Al morir su madre y tras su tristeza y soledad de verse solo en la selva decide dejarse arrastrar por las aguas del rio hasta la desembocadura del Rio Magdalena en el mar Caribe, lugar donde por años ha querido ser cazado por pescadores de dicho territorio, quienes pendientes de la historia desean verle para atraparlo en los pantanos y riveras del rio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *