El carnaval de blancos y negros patrimonio de la humanidad celebrado a inicios de enero de cada año en la ciudad de Pasto del Departamento de Nariño, es un fiesta nacional de mucha importancia para el país, quizá de las más significativas a nivel cultural por su grandeza artística, reflejada en cada uno de los puntos del programa, en motivos como carrosas, danzas, grupos musicales, disfraces, y demás eventos atractivos que en medio de esta festividad podrán encontrarse para el disfrute de nacionales y extranjeros, quienes a diferencia de otros que han presenciado la realización de otras fiestas nacionales de este tipo, podrán inmiscuirse en el carnaval, siendo uno más de los participantes de esta magna fiesta, viviéndola por sí mismos y convirtiendo este evento majestuosos en una de las experiencias más asombrosas que nunca pudiesen haber observado.

El carnaval de blancos y negros nace en el siglo XVI, bajo la necesidad de expresión de la imaginación el juego y la amistad, en el 2002 fue declarado como Patrimonio Cultural de la Nación, y con el pasar de los años se hace aún más reconocido a nivel mundial, no solo por lo que artísticamente refleja ante los ojos del hombre, sino también por la amabilidad de sus gentes, quienes reciben con la manos abiertas a cada uno de los visitantes y turistas, los cuales gradualmente aumentan en número en cada una de las nuevas presentaciones del programa a cargo de Corpocarnaval, unta organizadora que administra y gestiona todo los concerniente al desarrollo de esta fiesta.

Las expresiones artísticas del carnaval tiene su origen en la fusión de múltiples culturas y expresiones, correspondientes a los Andes, la Amazonia y la cultura del Pacífico, si bien es cierto el punto estratégico geoespacial donde se encuentra la ciudad de San Juan de Pasto, se ha conocido históricamente como el punto de encuentro y cruce de caminos de diferentes pueblos y colonias.